Que no te asuste el gigante. Puede que sea uno de los obstáculos más temidos, pero te contamos la mejor manera de vencer a Goliat.

A lo largo del mundo, batalla tras batalla, Goliat ha sido uno de los mayores retos para miles de guerreros, que han tenido que valerse de toda su destreza para superar el temido obstáculo.

El gigante filisteo regresa aún más fuerte y poderoso, y dispuesto a conseguir que te des por vencido.

Pero que no te asuste Goliat. Te damos 5 tips para que, al igual que David, uses tu ingenio para salir triunfante:

  1.  Haz una pausa

Párate frente a Goliat, toma un nuevo aire, y enfócate en llegar a la cima. Hacer una pausa te ayudará a recuperar fuerzas para derribar a este gigante y, sobre todo, convencerte de que lo puedes lograr.

  1.  Evita tomar mucha distancia

Empezar a correr desde una distancia muy lejana te hará llegar sin fuerzas al momento del sprint final. Observa unos instantes cómo lo hacen otros guerreros, así podrás calcular la distancia apropiada para ti.

  1. Corre de forma continua hasta la cima

El error frecuente que cometemos es saltar en la mitad de la rampa. Un trote continuo a una velocidad intermedia permitirá que tus zapatos se adhieran mejor  y que tu cuerpo alcance el borde, donde puedes apoyarte para subir con más facilidad. Es muy importante que des este paso con la convicción de que lo puedes lograr.

  1. Siéntate sobre la malla

Enfrentarte a la red de pie solo logrará retrasarte o, peor, que tengas una lesión. Sentarte, sin embargo, logrará que tu cuerpo tenga más puntos de anclaje y puedas utilizar todas tus extremidades para descender con mayor seguridad y velocidad la malla.

  1. Rueda sin miedo y… disfruta como cuando eras un niño

Mientras ruedas y gateas, ríe y disfruta como cuando eras niño, porque ya has vencido a Goliat…

Inscríbete Ya!